viernes, 19 de marzo de 2010

Diferencias entre un profesor y un maestro


1. Un profesor sustenta su saber sobre un título académico; un maestro lo hace sobre toda una vida de experiencias y aprendizaje.

2. Un profesor enseña el contenido de una materia; un maestro enseña todo lo que sabe.

3. Un profesor fue antes un alumno; un maestro fue un discípulo.

4. Un profesor enseña conocimientos, necesarios o no, para vivir; un maestro enseña a vivir.

5. A un profesor nadie le discute sus afirmaciones; un maestro está siempre abierto a la sana discusión.

6. Un profesor no suele conocer a sus alumnos; un maestro no admite a un discípulo sin antes conocerlo.

7. A un profesor le imponen la materia a enseñar; un maestro sólo enseña su saber.

8. Un profesor evalúa a sus alumnos por escrito; un maestro lo hace con la mirada.

9. Un profesor muestra unos conocimientos generales; un maestro abre todo un camino a sus discípulos.

10. Un profesor necesita encontrar un colegio donde impartir sus clases; un maestro es buscado por sus discípulos.

11. Un profesor cambia de materia según la legislación vigente; un maestro cambia según su experiencia vital.

12. Un profesor puede ser joven; un maestro, nunca (sería una contradicción).

13. Un profesor nunca se equivoca: si está escrito en el libro es que es así; un maestro basa su sabiduría en los errores cometidos en el pasado y en los que aún están por cometer.

14. Un profesor sólo será respetado si la ley de turno lo permite; un maestro infunde respeto en todo momento, incluso a los que no le conocen.

15. A un profesor también le imponen los alumnos; un maestro tiene el privilegio de seleccionar a sus discípulos.

16. Un profesor abandona a sus alumnos cuando la ley de turno se lo exige; un maestro sólo los deja cuando él cree que ya no es necesaria su presencia.

17. A un profesor le estipulan el tiempo que debe pasar con sus alumnos cada jornada; un maestro vive para sus discípulos, y éstos para él, las veinticuatro horas del día.

18. El profesor enseña, los padres educan, el gobierno propugna las leyes; el maestro lo es todo para el discípulo, está por encima de todos.

19. El profesor castiga al desobediente; el maestro aprovecha el error del discípulo para darle una lección.

20. El profesor enseña con el libro por delante; el maestro lo hace con el ejemplo.

21. Un profesor impone conocimientos; un maestro, los propone.

22. Un profesor adoctrina a sus alumnos en la corriente actual; un maestro enseña a sus discípulos a pensar y, por tanto, a crear su propia corriente.

23. En definitiva, un maestro es siempre un pozo de sabiduría, mientras que un profesor puede ser un completo idiota.


Posdata: Cualquier profesor puede convertirse en maestro si él (o ella) lo desea y tiene actitudes, de hecho, algunos lo son (aunque, por desgracia, muy pocos).



13 comentarios:

mj dijo...

El maestro nace en el corazón de cada discípulo. Se crea esa corriente de la que hablas sin dependencia, pero sí con amor...

Pero, por desgracia hay muchos idiotas aun..
Un abrazo Pedro

Anatxu dijo...

No me gustan mucho las comparaciones...pero he de reconocer que estas,que son tuyas,me han hecho pensar.....que ya es dificil en mi.

saluditos

Antonio Fassa dijo...

Buenooooooooooooo!!!!! jajajajajaja!!! la próxima tiene que ser: diferencia, entre un intelectual y un sabio. Y ganará el sabio por goleada.

Tan bueno como el anterior!!!

Un abrazo.

Dani7 dijo...

Me gustan las diferencias que expones,son didacticas y como con las del soldado y el guerrero, me doy cuenta de que soy alumno en todo y maestro en nada.

(Aunque mis maquinas echan frio por ahora...)

Un saludo y espero verte pronto.

Carmen dijo...

Fíjate mi ignorancia que siempre he pensado que soldado/guerrero, profesor/maestro eran sinónimos. Ahora leo tus comparaciones y me parecen razonables y obvias y sin embargo nunca las había distinguido. Gracias por ilustrarnos.

Más besos.

Anónimo dijo...

Despues de dos años de tardes de Yoga, un discípulo le dijo al maestro ¿Cómo se hace la postura X?
el maestro respondió -no había hablado ni una palabra en los años de ejercicios y meditaciones-

lo importante se hace, no se debe pronunciar.Fita

genialsiempre dijo...

Gracias maestro, tus enseñanzas son magistrales. Un día me tienes que contar cuanto tiempo te lleva construir una entrada como éstas.

José María

Antonio Aguilera dijo...

PEDRO:
Agradezco que me despejaras las dudas entre un profesor y un maestro. Al pronto, al leer el título de la entrada pensé que no habría mucha diferencia.
Una de los puntos que más me gustan es que el profesor enseña el contenido de una materia que él ha aprendido y tiene la obligación de enseñar, y el maestro nos enseña a pensar por nosotros mismos, basando sus conocimientos principalmente en la experiencia vivida; nos enseña todo lo que sabe, no sólo una asignatura.
Un punto importante que deben cumplir, tanto uno como otro, es amar a sus alumnos o discípulos.
Supongo que en el mundo en el que vivimos debe de serles muy difícil amar a sus educandos.
Éste debe de ser uno de los mayores obstáculos a la hora de enseñar, educar y transmitir conocimientos. Creo que al alumno no se le ama lo suficiente.

Un fuerte abrazo amigo Pedro.

Anónimo dijo...

Hola:

Aquí un profesor que discrepa de tus afirmaciones. Ahora convivimos con maestros en los Institutos y todos somos eso: enseñantes y como en todos los trabajos hay quien se entrega y quien no.

¿Te basas tal vez en tu experiencias como alumno?

Bueno, no sé, pero he entrado aquí por casualidad y te voy a decir lo que pienso de un escritor, ya que tú te atreves a hablar sobre nosotros.

Un escritor es aquel que se preocupa por cómo escribe, le gusta y desea compartir y procura por todos lo medios no tomar parte. Eso más bien sería un periodísta o un político.

Y ahora un consejo: Utiliza tu ingenio para otras cositas.

Pedro dijo...

Lástima, con lo que me gustan a mí los debates, y el único que me lo pone a huevo resulta que no se atreve a dar la cara.
Bueno, otra vez será.

Antonio Aguilera dijo...

jajaja se ha enfadao el mister.
Pero hombre, da la cara.

Emig dijo...

Aplausos para estos posts amigo Pedro.

Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Un excelente post , el mundo necesita de maestros , personas con vocacion de enseñar y servir , una lastima que sean escasos , me atreveria a afirmar que estan en peligro de extinción , en el Perú los profesores no todos pero una inmensa mayoria son unos extorcionadores , afirmando huelga tras huelga que el problema de la educación esta en el bajo salario que reciben y que este problema nacional terminara inmediatamente cuando acatemos sus reclamos , y un detalle más , los profesores en el Peru pregonan que su carrera es la mas dificil de todos las carreras y hacen la afirmacion que un profesional Medico si tuviera que estudiar educacion , posiblemente abandone la carrera por no soportar el estres ocacionado por el nivel de exigencia sin paragon , al que los egresados de educacion son sometidos , asi son en el Peru los profesores (sutep )extorcionadores y soberbios .
Gracias Pedro por difundir tus conocimientos .